Coronavirus: El aire comprimido médico tiene la máxima prioridad

Con la aparición del coronavirus SARS-CoV-2, nuestra sociedad se está enfrentando a un reto que solo puede superarse aunando esfuerzos. Uno de los objetivos consiste en aumentar la capacidad de los hospitales. Y BOGE pone su granito de arena para conseguirlo. La fabricación de sistemas y componentes para la generación de aire comprimido médico es ahora nuestra principal prioridad, pues los hospitales necesitan aire comprimido en sus actividades diarias, por ejemplo, para la respiración asistida que se administra en las unidades de cuidados intensivos. Se considera un fármaco y, como tal, debe tener la más alta calidad (es decir, debe ser un aire seco y exento de aceite y de gérmenes) y estar disponible de forma ininterrumpida y sin riesgo de fallos.

 

Un detalle: para mantener nuestro nivel de producción y proteger a nuestros trabajadores, hemos creado un comité de crisis del coronavirus. El equipo vigila constantemente la situación actual e implanta todas las medidas de protección necesarias.

 

Si desea obtener más información sobre nuestros sistemas de aire comprimido médicos, visite el siguiente enlace:

 

Soluciones de aire comprimido médico de BOGE (external link)

 

 

Nota de prensa